El punto medio


Desde que tengo uso de razón, o sea desde siempre, porque yo soy muy de tener razón y de querer llevarla tol rato, siempre supe que algún día sería madre. No tenía muy claro si sería psicóloga, plusmarquista o sexadora de aves de corral, pero sabía que sería madre. De niña acunaba todo chisme con visos de ser corpóreo que caía en mis manos, desde despeinadas nancys rubias a barras de fuet; cualquier cosa que cupiera en el cobijo de una manta y pudiera colocármelo en brazos, pasaba a ser automáticamente mibebé. Le cantaba, le mecía y le hacía trajecitos, algo que con el fuet resultaba en extremo complicado porque al no tener brazos las sisas siempre me quedaban flojas y desvaídas.

Pasaron los años y tomé por costumbre colocarme un cojín bajo el camisón y plantarme frente al espejo para ver cuál sería el efecto de mi cuerpo embarazado. Simulaba dolores costales y resoplaba al sentarme como entrenándome para lo que vendría después. ¡Ay, alma cándida, cuánta inocencia y cuánto lo que vendría después!

Cuando cumplidos mis treinta se decidió en armonioso consenso que había llegado el momento, lo asumí con la parsimonia y tranquilidad de quien firma un buen trato. Tampoco me dio mucho tiempo para preocuparme de si sería o no buena madre porque en algo menos de lo que tarda movistar en coger el teléfono, un mes o dos a lo sumo, el Titopredictor nos avisó de que Lamayor venía a instalarse en la habitación de al lado. Lapequeña se nos unió de forma similar. Un martes comentábamos frente a un plato de aceitunas y dos cervezas la idea de tener otro hijo y al día siguiente ya tenía yo la cabeza metida en el váter, regurgitando hasta la tarta de la comunión como si necesitara un exorcismo. ¡Jesús, qué ansias!

Convencida de que éste es exactamente el punto al que quería llegar, he aceptado todos los cambios en mi vida de buen grado y sin decir ni , cómo no hacerlo si se es consciente de ser una de las mujeres más afortunadas de éste nuestro universo sideral. Pero hete aquí que un día sucede algo azarosísimo e insospechadísimo que te obliga a ausentarte de casa por espacio de una semana. A pesar del vértigo que te da irte sin la botella de oxígeno, arrancas y te marchas repitiendo el mantra “Si es bueno para mí, es bueno para ellas, es bueno todos”. Antes de lo que supones, el demoño aparece. Es un dolor físico, como de gripe o cólico de gases, un dolor que se te instala entre el esternón y ninguna parte y te oprime el corazón al respirar. Un dolor de espacio vacío, de espacio con eco, el dolor siempre puñetero que deja alguien que no está.

Al llegar a casa el mono pasa. Las primeras horas de arrumacos, mordisqueos y contorsiones varias, compensan sobradamente los ataquitos de nostalgia de días atrás. Pero entonces otro demoño asoma. El ansia de tus miniseres por verte y no perderte de vista por si acaso decides volver a desaparecer hace que no tengas tiempo a solas ni para ducharte, no hablemos ya de leer un periódico ¡Ja!. Se comen tu comida del plato, te roban los zapatos, tecleas con ellas en el regazo o sobre los hombros o sentadas sobre el mismitico monitor… A veces sientes que en la habitación no hay suficiente aire para tres y sacas la cabeza por el ventanuco por miedo a empitufar súbitamente y ponerte color índigo. Tres inspiraciones fuertes, diga 33, coja aire y pa´dentro otra vez que se están pegando y hay que mediar.

Como subida a una especie de balancín emocional que hace que me desplace de uno a otro extremo sin parada central, termino de dos tragos la botella, meto este corto mensaje y la lanzo al mar…

Querido Punto medio:

¿Dónde coño estás?!?!

Atentamente.

Madre

Anuncios

42 comentarios

Archivado bajo Elucubraciones, Familia, Humor, Mujer, Ser madre

42 Respuestas a “El punto medio

  1. Jajaja, me encanta la ilustración!! Es muy conceptual, jajajaaja
    Y tienes, como siempre, amiga, más razón que una santa… lo que daría yo por encontrar ese punto medio, sí a mí los únicos puntos que me aparecen son los negros!

  2. Muy locuaz y divertido,!como siempre!Te entiendo perfectamente,una vez cuando la mayor tenia 2 años me tuve que ir fuera 5 dias por trabajo,y a la vuelta tenia que andar con ella recolgada de la pierna!!!!”este no se va mas”pensaría!je je..

  3. Loulou y Cía

    qué bien tespresas madre :-)
    pues yo creo que el puntillo medio es como el G, que haberlo dicen que lo hay, pero encontrarlo… si estamos porque queremos irnos, si nos vamos porque queremos estar… un lio emocional, vamos

  4. Yolanda

    Me encanta. Como siempre, das en el clavo… Así me siento yo día sí y día también… tecleando con uno delante de la pantalla y la otra cogiéndote la mano para que le pintes un pez… ¿imposible? No gracias, para eso eres madre y lo hace, vamos que si lo haces… jajaja… El punto medio sí que es imposible de encontrar…

  5. Madre mía como te entiendo!!! En mi caso el peque es el que se marcha todos los veranos con los Abus. Nosotros vamos todos los fines de semana pero nos pasado 5 días haciendo planes de los más ridículos para estar ocupador y no añorarle tanto. Puedes ver si quieres mi post [http://sinmaspalabras2011.blogspot.com/2011/07/las-bicicletas-son-para-el-verano.html] para ver la de cosas que se hacen para mantenerse uno ocupado, jejeje

  6. jajajaj real como la vida misma… :) Es como cuando les ves dormiditos, tan mooooooonos, que les despiertas para achucharles… y a los 5 min. te acuerdas de toda su/tu familia por esa estupenda idea…

  7. Te lo digo yo, el punto medio no existe!!! yo veo mi vida como si fuera una bolita de pingpong, y que nunca, nunca me paro en el medio! ;-)

  8. Elena

    Imposible describirlo mejor. Enhorabuena por el blog!

  9. hilde

    JAJAJAJA!!! oye…. one question… el dibujo de la mamá subida en… una barca? LO HAS HECHO TU???? me tienes impresioná, joé… ;-)
    buenísimo todito entero, como siempre…me ha encantao!!! y vengo a ofrecerte la solución a tus desvelos, un kilo de “punto medio” de regalo, vamos: LLAMAR A LAS FULANITAS Y SALIR A TOMAR UNA COLACOLA Y CONTARLES TU VIAJAZO???? (no digo cerve-vino-copichuela porque stoy con antibioticos…)

  10. El dibujo no es mío! Y no es una mamá en una barca! Es una persona humana intentando encontrar el equilibrio! jajajaja
    Acepto momento fulanitas, but not today :( Te debo una llamada como mi cabeza de grande!

  11. Juana

    Como te he echado de menos. No me extraña nada lo de Tusniñas.Y no te quejes que tenerlas todo el rato encima, piensa en lo que te ahorrras de gimnasio. jejejej

    • Gracias Juana! Teniendo en cuenta la grima rumbera que siento por los gimnasios, lo de Lasniñas no está mal tirao :) Dos semanas más así y no podré con mi esbeltez!!! :)

  12. Ata

    El día 18 de este mes me quedo sólo durante 11 días. Ahora mismo tengo unas ganas que no veo ¡¡la de cosas que voy a poder hacer!!

    Ya te contaré, porque la última vez que me dejaron solo la vuelta se demoró por culpa de aquel volcán islandés, y acabé de los nervios.

    • Tienes mi movil. Cuando llores viendo bambi y la nostalgia te reconcoma, me llamas, te llevo a Misniñas para que te descoloquen la decoración del salón y arreglao :)

      • Ata

        Si les gusta la cerveza y hablar de coches, el mismo día 18 por la tarde me las traes.

      • Si son sangre de mi sangre, sobre la cerveza no cabe discusión, llevarán su propio barril. Los coches les pillan un poquito más a trasmano. ¿Me puntúas tus conocimientos sobre Campanilla del 1 al 10…?

      • maria

        hooooola hoooola holaaaaaaaaaa, qué pasa chavala y chaval! eva, el punto medio ese…, yo qué se…. que no está, que no..todo el mundo buscandole y no aparece, anda y que le den!
        juanito, guapo! a ver si te da tiempo a hacer tooodas esas cosas que quieres ( no añado experiencia propia por no desanimar);, y que digo que a mis fieras la cerve no se ( a mi taco, y eso va en los genes, que lo tengo comprobado), ahora los coches ni te cuento (modelos de coches y nombres de pilotos. Lo juro. Le falta hablar de cilindrada, o como se diga), asi que a mi no me importa llevártelos…..para seguir buscando el punto medio ese de eva ( y mio…joer eva, te leo lo de las aceitunas y la cerve y se me saltan las lágrimas….

      • Tanto Ata por el mundo nos confunde María. Éste es nuevo amigo, fundador de http://www.nosoynono.es/ La bomba!
        Beso!

      • Ata

        Campanilla… sobre la original, la del libro, me pongo un 8 (y de paso un 10 en pedantería), pero sobre la de Disney suspendo.

        Y aunque no soy ni Juanito ni guapo me doy por aludido: ¡¡todavía no se han ido los míos y ya me habéis colocado 3!! ¡¡qué he hecho yo…!!

  13. Como te entiendo chata, hace poco pasé mi primer fin de semana sin mi enana y te encuentras con sensaciones encontradas, la echas mucho de menos pero tambien te viene de cine oxigenarte y recargar pilas, como dices si es bueno para í es bueno para ellas.

    Me encanta tu blog!!!

  14. Me encanta me encanta y me encanta.
    Un saludo Madre ^_^
    pd. me encanta!

  15. Es lo que pasa, que a veces necesitamos un respiero pero lo vierto es que no podemos vivir sin ellos. me parece que el punto medio que buscan no está :-S

  16. Jo, qué mal escrito. Estas prisas…Lo siento.

  17. Buenos días, y saludos; he llegado aquí a través de Eskup, y qué sensación tan grata. Me ha gustado mucho tu estilo de escritura; fresco, jovial, animoso y entretenido, vaya que sí. ¿El punto medio? Una leyenda urbana, una más de tantas. Teniendo en cuenta que se sitúa justo en el centro de una línea tirada entre dos extremos, y que los dos extremos, “joíos” ellos, no paran de moverse, pues eso, blanco y en botella. Pero creo que, con el talante con el que te lo tomas, tampoco te va a suponer mayor trauma…

    Un abrazo y buen fin de semana.

    • Mil gracias, Manuel! Siempre me hace tremenda ilusión ver aparecer un nuevo lector que me deja algún comentario. En tu caso la ilusión es mayor porque te gusta más la forma que el contenido. Y eso para mí es todo un honor!
      Espero verte mucho por aqui! Un abrazo!

  18. icejavh

    : D buenisimo!!!!!! simplemente buenisimo!!!!! me encantó jeje

  19. Querida, el punto medio no existe, es una falacia para mantener la esperanza. Utopía, lo llaman. Yo prefiero llamarlo “pajodermismamente”.

    Me he reído bien a gusto con tu entrada, ¡la de tiempo que hace que no pasaba por aquí! Pero ya no me pasa más, prometo fichar periódicamente.

    Besos formales,
    Lady Vaga.

    • La vida diaria, que nos absorbe las horas con tanta maestría como nuestros hijos los mocos. Yo dejo la puerta abierta y tú pasa cuando quieras, reinamora. Si avisas algún día, te saco pastas :) Beso!

  20. punto medio, jajajajaja utopia! si lo hubiese yo creo que seríamos todas super madres no??? Acabo de llegar aquí y me quedo! como puede ser que no te conociese???
    Besos

    • ¡¡Quédate, quédate, que me encantan las visitas y ahora en veranito a veces les saco cerves :) !!
      Yo también me daré una vuelta por tu casa…por supuestísimo!
      Gracias y besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s