El disco rayado


Desde hace algunos meses Lamayor, junto con esa tremenda locuacidad y verborrea que le son propias de serie, han decidido exprimirnos y licuarnos el ánimo a base de súplicas que se reiteran hasta la permutación. Jamás pide una cosa una sola vez, lo manda todo por duplicado aunque no sea necesario llamar la atención ni se enfrente a una previsible negativa. Quiero ir al parque, quieroiralparque. Normalmente la segunda vez que lo dice lo hace a un ritmo ligeramente más rápido que la anterior, como de carrerilla, de discurso ya sabido. Y si se arranca con una tercera… Quiero ir al parque, quieroiralparque, quieroiralparque, ésta última frase pasa a tal velocidad que hasta te despeina el flequillo y te deja sin aliento.

Hartos de desesperarnos, de gritar y de huir a la habitación contigua para estrellar rítmicamente la cabeza contra el tabique hasta despelucharnos las entradas, Marido y la que suscribe hemos decidido contraatacar con sus mismas armas. Por el ancestral precepto de «si no puedes con ellos, únete», desde hace meses las discusiones en casa suceden de esta guisa… 

Mami quiero una piduleta

No puedes cariño, vamos a comer ya.

Pero es que quiero una piduleta

No puedes cariño, vamos a comer ya.

Pero si es un poquito de piduleta solamente

No puedes cariño, vamos a comer ya

Te prometo que luego como bien

No puedes, cariño, vamos a comer ya.

La técnica del «disco rayado», si bien hoy es una práctica muy usada en inteligencia emocional para deshacerse de individuos con los que no funciona ningún otro método de persuasión, tipo señoras con mandil que ofrecen ramitas de olivo, loteros y vendedores de toda índole, seguro que fue creada hace tiempo por un padre ahíto de súplicas, agarrotao y al borde del llanto, me apuesto la funda de oro.

A priori el método es sencillo, consiste simplemente en repetir la misma frase una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, independientemente de lo que conteste el otro. Para no enloquecer en el intento bastará con disponer de altas dosis de paciencia o de mucha cera en el oído que impida oír con claridad y exasperarse con las contestaciones del adversario. Pero, ojo, es importante saber cuándo parar porque corre uno el riesgo de convertirse en Rainman y quedarse atascado en el insondable hueco de sus propios pensamientos. Por el contrario si mantienes la calma y no dejas que el bucle espacio temporal te absorba de pescuezo para arriba y convierta tus neuronas en pescaíto frito, resultará una técnica genial para desembarazarte de hijos pesados y demás especies con gusto por la insistencia. 

La norma estándar es parar tras cinco o seis repeticiones sucesivas, con treinta segundos de separación entre contestaciones. En caso de hijos cabezones y porculeros, quizá se requiera algo más de tiempo pero es importante no sobrepasar los diez minutos en bucle, no vaya a ser, que se han dado casos de padres que han quedado enganchados y ahora hablan así todo el rato, en plan estribillo de reggeton

Existe un caso curioso que suele darse sólo en figuras maternas y que ha generado más de un docto estudio. Como ya se imaginarán, la cosa se complica sobremanera cuando confluyen en el mismo espacio-tiempo-mesadecomedor dos especímenes con similar grado de experiencia en dicha técnica, léase cuando vas a comer a casa de tu madre: 

¿Te pongo un cacito más, hija?

No gracias, mamá, estoy llenísima.

¿Te pongo un cacito más, hija?

No gracias, mamá, estoy llenísima.

¿Te pongo un cacito más, hija?

No gracias, mamá, estoy llenísima.

Como ambas cabezas de progenie han desarrollado a lo largo de su experiencia maternal la misma tendencia a plegar tímpanos e ir a lo suyo, aquí el bucle puede llegar fácilmente al infinito. De forma gráfica podría representarse como esas luchas de animales astados que engarzan los cuernos y luchan por machacar anímica y físicamente a su adversario hasta que éste muerde el polvo, o en su defecto se traga el cazo. La victoria dependerá del grado de tozudez o el número de hijos de que disponga cada una, lo que determina claramente su maestría, y jamás, jamás de los jamases quedará la contienda en tablas. Faltaría. 

A excepción de este maquiavélico supuesto madre-madre, la técnica es harto efectiva; servirá para evitar líos innecesarios con el común de los mortales y acalorarse lo justo. Pruébenlo también en jefes, superiores jerárquicos y demás criaturas limitadas en busca del informe tardío o la orden incumplida. Dudarán seriamente de su intelecto, cierto, pero a cambio le dejarán por imposible y por tanto en total y absoluta paz espiritual.

Anuncios

54 comentarios

Archivado bajo Familia, Humor, Mujer, Ser madre

54 Respuestas a “El disco rayado

  1. jajaja técnica ancestral y harto intuitiva, si no fuese porque los churumbeles se las saben todas y, cuando una adopta el método repetitivo, a la cuarta vez ya sueltan eso de “te lo he dicho ya 20 veces!”… Como un espejo, oyes.

  2. Especial Semana Santa:
    “Quieres una torrija?”
    “No, gracias, es que estoy lleno” (pensamiento: “las odio desde pequeño!”)
    “Quieres una torrija?”
    No, gracias, es que estoy lleno” (pensamiento: “las odio desde pequeño!”)
    “Quieres una torrija?”
    No, gracias, es que estoy lleno” (pensamiento: “las odio desde pequeño!”)

    • Para tu consuelo, mi madre sigue preguntándome comida tras comida si quiero café de postre y sabe que no he probado el café en mi vida porque me da tremendo ajco. Temo desfallecer algún día, aceptar y que me grite “Lo ves como sí te gusta!!!!!”

  3. Loulou y Cía

    me apunto la técnica “repetitoria” para cuando el churu me entre en esa edad “porculera”
    por cierto, en mi casa, con mi madre, este método no funciona, ella me echa los cazos que le parecen sin preguntar si quiero más, que para eso ella es mi madre y sabe el hambre que tengo!! jajaja

  4. jejejeje, pues sí, como un vinilo de los de antes me siento yo, toda rayadita!! (tb culpa de las estrías, pero eso es otro cantar, jjjjj)

  5. Aceite de rosa mosqueta, mari, no sirve de nada pero huele guay…

  6. vaya…. todos cortados por el mismo patrón…
    Yo no tengo la paciencia de utilizar elmetodo, cuando ya lo ha repetido 2 veces noto los pelillos de mi brazo levantarse y tengo que concentrarme en mi respiración para no gritarle “¡¡¡no toy sorda, con una vez me vale!!!2

  7. Muy bueno!!yo lo pongo en practica,pero casi siempre ganan ellos!no que se salgan con la suya…sino que amago con la chancleta!….pero es que ellos ademas usan la milenaria tecnica del dedito indice en postura de señalar golpeando ritmicamente en el hombro en cada pregunta!!!!….y eso no hay Jedi que lo aguante!!!

    • jajaja cierto! también está la versión “te tiro de la manguita del jersei” al tiempo que digo mamimamimamimamimamimami (o papipapipapipapipapi) cuando estás en medio de una conversación. Angelitos.

  8. Gran técnica! y no la podías haber plasmado mejor (en cuanto escriba el comment me voy de cabeza a leérmela otra vez para interiorizarla a conciencia). Ahora entiendo las conversaciones de besugo de mi madre y mi hermana, cansinas ambas hasta la saciedad. Yo nunca he tenido paciencia ni para discutir, así que no sé qué pasará cuando jomío aprenda a hablar…tengo a aprender a repetirme como el ajo!
    ah! tampoco tomo café, con la coca cola me sirve para ir como las cabras por el mundo, y mi suegra me sigue preguntando: ristretto o roma? (supongo que es la versión moderna del ¿solo o con leche?)

    • Pero claro! donde esté una buena cocacola que se quite el risketo ese de tu suegra! Dentro de unos años, cuando Jotuyo dé rienda suelta a su creatividad y cuerdas vocales, me cuentas. Si tienes éxito, quedamos a tomar café y celebrarlo. Ay, no, calla.

  9. TitaPlasta

    Me ha gustado la entrada, como todas, salvo la mención a Rainman, será q mi sobrinita preciosa tiene un trastorno del espectro autista (sí, como Rainman, pero en otro grado) y me ha hecho pelín de “dañito” el comentario.

    • Vaya, pues lo siento muchísimo porque no tenía ninguna intención de ofender a nadie. Sé que mi humor a veces es algo bruto, pero es sólo eso, humor. Te pido un perdón grande y gordo por el “dañito” :(

      • TitaPlasta

        ;) ya sé de tu inteción. Entiendo que para los q somos (me inlcuyo) un poco ácidos es difícil a veces expresarnos a nuestra manera sin mencionar algo q pueda sonar gracioso. Desgraciadamente he aprendido a “cortarme” al estar de este lado. Me encantan tus historias, de verdad y sé q no tienes ninguna mala intención es sólo q a los q nos toca de cerca algún tema parecido a éste, nos afecta muy mucho algo así. En fin, no sé si ha quedado claro, q gracias por tu comentario.

  10. ah pues yo eso lo hago con mis sobrinos, y aunque a veces no funciona si es cierto que me enfado menos, que tampoco está mal.
    Aunque el otro día cuando mi sobri Lucas no paraba de repetirme “yo me quiero ir contigo” ni se me ocurrió, caí derretida y solo le respondía con chantajes a su favor para que no dejara de quererme por no llevarmelo, jajajajaja

    • Esa técnica es endiabladamente buena….!!! Emotividad a chorros. Cómo lo saben tan chiquititos!!!. Cuando amenazo a la mayor con negarle las chuches hasta la adolescencia si osa levantarse de la mesa, ella se levanta y me susurra al oido. “Me he levantado sólo porque quería venir a abrazarte, mami”. Apechuga tú con eso.

  11. Julia

    Buenisimo, de verdad, me encanta lo que escribes y como lo escribes.
    Llevo lleyendote ya tiempo, pero hoy me he reido tanto antes verdades tan grandes….que te lo tenia que decir. Mucho animo con Lasninas, Lasmadres y toda la selva….jejeje.

  12. Guapa, como me rio contigo¡¡¡
    Mi mayor, tiene cuatro años y se la sabe larguiiiiima:
    el otro día, después de aleccionarla sobre no pedir sugus a la tendera, porque ya estoy hasta las narices de que vaya pidiendo por la vida, hizo un ramito de flores y sin decirme ni pio, a mi (su madre¡¡¡), cuando entramos en la tienda le dijo: Toma Pepita, son para ti¡¡¡ Y Pepita en cuestión paso olimpicamente de la madre borde que no quiere que su hija pida sugus, ni jamón, ni queso y le volvió a dar sugus, como se iba a resistir a semejante dulzura -maquiavélica¡¡¡¡
    ¿Creeis que una cosa tan pequeña puede pensar en como hacer para que me den sugus sin pedirlos?

    • Pero claro que puede!! Dedica todo su tiempo a maquinar cómo conseguir los sugus que su madre no le permite tener. Desengañate, son más listos que nosotros…! Cuando paseo por la calle junto a Lamayor ella recoge todo tipo de objetos campestres, que con mucho amor de madre yo llamo “tesoros”. Cuando tiene las manos llenas de piedras, hojas y briznas de hierba, y ve que no puede jugar más, se acerca y dulcemente me dice “toma, mami, todos mis tesoritos para ti”. Hala, vuelve.

  13. Mami de 1+2

    Anotado el método!!! Aunque me da a mi que mimayor tiene más capacidad de aguante que yo….. ufff, me veo ya amagando con la chancleta..
    Y las mellis…….. mejor no amago y les enseño la chancleta directamente… miedo me dan!

  14. Ay, lo de tirar de la manga, lo de dar toques rítmicos en los hombros…al mío ahora le ha empezado a dar por pellizcar. Yo le he dicho que si él pellizca, yo pellizco…Me encanta ver que hay madres que no se la pasan alardeando de la perfección de sus retoños…a mí me rodean algunas madres de “Intocables” que da hasta repelús. En lo que se convierten nuestras amigas.

  15. marisa casas

    tenía que estar prohibido publicar estas cosas, que yo me siento para un minuto y me paso dos horas pensando que a mi me pasa lo mismo, y en vez de dedicarme a lo que tengo que hacer estoy aqui riendome de por qué no sabemos un conjuro mágico que nos resuelva estas situaciones.
    Besitos y gracias
    http://www.facebook.com/pages/Madres-estresadas-sin-fronteras/135549403175368

  16. Yo he estado varias veces por aplicar la técnica del anuncio ese, que el niño berrea en el super y el padre le imita…… lástima que tenga este sentido del ridículo tan extremadamente agudizado, porque realmente funciona, yo lo he probado alguna vez en casa…. y es cierto que les despista.
    Porras con el sentido del ridículo, sino alomejor ganaría yo siempre ;)

    • Depende, depende, que puedes herir sensibilidades, ojo. Yo un día me puse a llorar fuertemente frente a la cara de Lamayor para imitarla y se pegó tal susto que tardó infinitamente más en dejar de llorar. Miniña, ques muy sentía!

  17. no conocía tu blog, pero a partir de ahora me vas a ver por aquí. Superdivertido tu post… aunque ha sido duro descubrir que lo que mi madre me hacía (y me hace después de 34 años) en realidad era una técnica de control mental, y muy buena por cierto.
    Ah! yo a lo de otro poquito más de comida digo directamente que sí… todos sabemos quien iba a ganar, así me ahorro el suplicio!!
    un saludo,
    Ana

  18. Bueno… en casa de mi abuela el bucle no llegaba a iniciarse porque el “¿quieres un poco más?” iba inneludiblemente asociado al volcado de una porción de lo que fuera en tu plato antes de terminar la pregunta. Así que… pa qué contestar.

  19. Pingback: Regalo bebe. La idea perfecta para su primer dia » Blog Archive » Blogs de papás y mamás (LXIII)

  20. Jajajajaja!
    Genial!
    La primera vez que escuché esta técnica, lo hice, es verdad, en un curso de la empresa sobre inteligencia emocional.
    Pero luego, curiosamente, pensé que la persona que yo conocía que mejor lo practicaba, era mi enana de dos años.
    Son pacientes y perseverantes los jodíos, eh?

  21. CAROLINA

    HACE MUCHO,MUCHO TIEMPO ATRAS( YO TENDRIA UNOS 44 KGS.) ESTABA DE NOVIA CON UN MUCHACHO QUE SOLIA IR A VISITARME A LA CASA DE MIS PADRES ,A LA HORA DEL TE,Y SOLIA LLEGAR CON MASAS,PAN CRIOLLO Y FACTURAS;Y SE SOLIA ESCUCHAR:(REFIRIENDOSE A MIS FLACUNCHAS AMIGAS Y YO)
    COMAN,ESTAN FLACAS
    SI YA COMEMOS
    COMAN,ESTAN FLACAS
    SI YA COMEMOS
    LA NOTA ES CIERTA Y ME TRAJO RECUERDOS QUE HABIA OLVIDADO,JAJAJA
    CARIÑOS CARO

  22. Meritxell

    Buá…es que me parto con tus artículos, de verdad… No tengo hijos, pero si doy clases a adolescentes, que a veces son peores. Técnicas de este estilo son muy efectivas, sí señor!

    • Gracias, Meritxell!…¿adolescentes? Genial! Te pediré consejo en unos añitos, cuando tenga en casa a dos especímenes hormonados en plena pubertad y las trifulcas e inconvenientes de hoy me parezcan pan comido en comparación…

  23. Te he dejado un premio en mi blog ;-)

  24. Cuartosinascensor

    Ja, ja,ja buenisimo!!! Lo malo es cuando no tienes uno si no dos hijos plastas que te hablan a la vez sin parar. Un día me dijo un señor por la calle “usted no se aburre nunca”. Lo que voy a acabar es loca!!

    • Dos hijos dos? y los dos hablan? Uffff….suerte que a mí para eso aún me quedan unos meses. Propondré entonces utilizar por turnos una mascarilla médica a modo de suave y amorosa mordaza. Tienes mascarrilla? tú no hablas. Sacabó.

  25. Hola,
    Te descubría ayer y la verdad es que estoy enganchadísima y muy atenta desde que he leido que saldrá próximamente la “versión libro”.
    Yo también tengo un blog (www.educandoacuatro.blogspot.com) en el que cuento mis aventuras de educar a cuatro niños de entre 12 años y un mes. De ahí vengo, de dejarte un premio por tenerme así de enganchada. Pásate a recogerlo y de paso me dices que te parece y me das consejos ¿vale?.
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s